Conocer tu Porvenir con Vidente de Nacimiento Real y Economica

Todos los seres humanos vinimos a este mundo con la capacidad psíquica de la videncia, aunque algunas personas se muestren incrédulas ante tal afirmación, y es que son los factores culturales y sociales  a los que estamos sometidos, los que han frenado el incentivo de esta facultad divina, impidiendo que nuestros canales energéticos permanezcan abiertos, para desarrollarla y aplicarla a lo largo de nuestra existencia. Sin embargo, si existen quienes han sobrellevado las vicisitudes del modelo social, por pertenecer a una familia abierta al conocimiento espiritual o quizás sus antepasados poseían este maravilloso don sobrenatural, y para ellas la videncia forma parte de su cotidianidad, y se reconocen como vidente de nacimiento.

Los canales energéticos son lo que nos permiten intuir, percibir, sentir y visualizar lo que con nuestros sentidos físicos nos es imposible realizar, ya que estos deben permanecer abiertos y claros, con el fin de poder captar ambientes, escenarios o situaciones que suceden en tiempo futuro. La vidente de nacimiento está consciente de su facultad, y desde su niñez, apoyada por su entorno familiar, trabaja para mantener sus conductores de energía despejados, desarrollando su don de videncia a lo largo de su trayecto de vida.

La vidente natural puede llegar a desarrollar su facultad extrasensorial, al punto de lograr servir de canal entre los planos superiores y los seres que habitamos este plano terrenal, lo que conocemos como mediumnidad, aumentando su frecuencia vibratoria para hacer conexión con seres que habitan ese mundo espiritual.

En estos tiempos, donde la tecnología ocupa la atención de todos, también se ha incrementado el interés por los llamados fenómenos paranormales y cada vez son más las personas dedicadas a involucrarse en el despertar de su conciencia, en el conocimiento de que las facultades de la videncia y la mediumnidad son dones otorgados para prestar un servicio de ayuda y apoyo a la humanidad.

¿Cómo nos prestan ayuda y apoyo las videntes de nacimiento?

La vidente de nacimiento puede realizar pronósticos de situaciones que aún no han ocurrido, con el objetivo de que aquellos que se vean involucrados o afectados por el vaticinio puedan tomar las previsiones necesarias y evitar así las consecuencias de los mismos, se trate de una persona que se consulta, de una población, de un país, o a nivel mundial, gracias a su poder extrasensorial que le permite avizorar lo que otros no somos capaces de ver.  Justamente, lo acertado de sus vaticinios reside en su alta capacidad de percepción, permitiendo a la vidente verdadera mirar los hechos del futuro y traerlos en imágenes hacia el presente, para manifestarlos advirtiendo sobre los efectos que puedan causar.

Los que acuden a la vidente de nacimiento en busca de ayuda ante algún dilema que se les presente y cause incertidumbre, pueden encontrar la asistencia que requieran, ya que a través de su tercer ojo, la vidente sensible sintoniza con la energía del consultante, llegando a sentir psíquicamente sus sentimientos, emociones y hasta leer sus pensamientos, a fin de identificar los elementos que ocasionan el conflicto y proporcionarle las herramientas que sean necesarias para solventar el contratiempo.

Una vidente de nacimiento emplea sus canales energéticos, con el propósito de conectarse con los planos superiores donde reciben la información que después de haber sido interpretada, transmitirá a quienes la consulten, a fin de que puedan encontrar una manera de manejar los obstáculos que les impiden lograr sus objetivos. Los mensajes y señales que la vidente natural recibe en los planos espirituales, es manifestada por los seres de luz,  quienes están dispuestos a enviarlos a los que soliciten su ayuda en alguna situación que les cause aflicción, angustia o incertidumbre.

La vidente de nacimiento verdadera, consciente de su misión de auxiliar y apoyar a quienes lo requieran, utiliza su facultad divina de videncia y mediumnidad para favorecer a quienes sientan la necesidad de recibir sus concejos y recomendaciones, con el propósito de transformar su presente en un futuro valioso.

vidente de nacimiento

¿Cómo se prepara la vidente de nacimiento para prestar su ayuda a quienes la consulten?

La vidente natural debe formarse y trabajar en el desarrollo adecuado de sus facultades, capacitándose y aplicando ciertas técnicas para prestar la ayuda adecuada  a quienes la soliciten.

A través de sus conocimientos y experiencia, la vidente de nacimiento profesional, podrá utilizar sus dones para guiar y orientar a los consultantes, encaminando el rumbo de sus dificultades, y proporcionándoles los elementos indicados para que puedan superar los inconvenientes que les causan tropiezos.

Las prácticas de la meditación y la respiración pránica, realizadas con frecuencia, contribuyen a desarrollar en la vidente de nacimiento su tercero ojo, así como a elevar su frecuencia vibratoria, indispensables para realizar la conexión energética con los seres espirituales en los planos superiores.

El contacto con la naturaleza le permitirá a la vidente de nacimiento verdadera, equilibrar sus emociones, al sintonizar con la energía de los elementos del medio ambiente.

Asimismo manteniendo sus pensamientos liberados de todo mensaje negativo y  limpios sus canales energéticos, la vidente natural logrará una conexión acertada con los planos espirituales, para poder clasificar el tipo de entidad con la que establecerá contacto,  discriminando a quienes sean inconvenientes.

¿Es cierto que la vidente de nacimiento logra predecir el futuro con sus dones?

La vidente de nacimiento realiza predicciones y pronósticos acertados a través de su percepción extrasensorial, que acoplada a las energías de los seres espirituales que se encuentran  en los planos superiores, logra recibir sus mensajes, dirigidos a quienes deseen conocer sus destino. Igualmente, su facultad de videncia les permite,  mediante el tercer ojo, visualizar hechos del plano pasado y del futuro de los consultantes, de personajes famosos o lugares situados en cualquier parte del mundo, cuando lo que avizoran merece ser manifestado a modo de advertencia.

Sin embargo, es importante saber que existen cambios y variantes en el destino de las personas o de las circunstancias. En el sino, está escrito lo que sucederá en nuestro porvenir o en alguna localidad o región, sin que el ser humano pueda intervenir para transformarlo, de manera que la vidente verdadera, puede hacer sus predicciones basadas en el sino sin temor a fallar. Mientras que el destino es lo que construimos a través de nuestras acciones y libre albedrio, por lo que podemos alterar su rumbo.

Los seres humanos tenemos la capacidad de modificar aquello que nos perturba, así como de prever lo que nos puede ocurrir sin poder evitarlo, para aminorar las consecuencias y siempre que tomemos en cuenta las consideraciones que la experta vidente de nacimiento nos ofrece al consultarnos, con el objetivo de contribuir con su asistencia a nuestro beneficio y el de toda la humanidad.

 

 

Posts relacionados